QUIÉNES SOMOS

 ¿Qué es la Misión Terapéutica?



La Misión Terapéutica del Reino de Dios, es

 una alternativa viable, legítima y verdadera para quien desea potenciar y optimizar sus valores y está dispuesto a empezar una nueva vida con propósito.  


Esta misión nace en el mismo corazón de Dios, por lo tanto, tiene su fundamento en las sagradas escrituras. El mensaje y procedimientos que realiza, son tambien coherentes al propósito de Dios. Rescatar al hombre y proveer los medios de gracia, para que este, pueda recuperar la calidad humana -la misma que recibió el primer hombre en el Edén- 

Esta misión , asume y retoma el compromiso de anunciar la concepción unitaria del cuerpo y alma; es decir: proclamar un mensaje donde la salud corporal y la salud del alma, están correlacionadas. El estado bueno o malo de la una, afecta en ese mismo sentido a la otra.

Esta misión, rechaza la idea de que la salud del cuerpo, sea asunto exclusivo de la competencia de médicos y psicólogos, porque la fe, tiene en si misma una dimensión terapéutica, como se puede observar en el Nuevo Testamento, donde Jesús cura a muchos enfermos y siempre los remite a la virtud curativa de la fe.



¿Por qué Terapéutico?

El termino terapéutico, se define como parte de la medicina, que se ocupa del tratamiento de las enfermedades y en buscar los medios adecuados para lograrlo. Se basa sobre todo en los métodos empleados para la curación. 

Jesús utilizó las parábolas como una herramienta pedagógica en sus enseñanzas , eran historias tomadas del entorno en el que vivían sus oyentes. Así mismo, se ha tomado la palabra "terapia" y el concepto que la define, como la analogía adecuada, que explica los procedimientos, que se ejecutan en la Misión Terapia del Reino de Dios.

La terapia está asociada a la rama de la medicina, enfocada a enseñar a tratar diversas enfermedades y afrontar el tratamiento en si mismo.

Se dice que una persona esta recibiendo tratamiento terapéutico, cuando, encontrándose en una situación de desequilibrio en la salud, decide buscar ayuda y someterse a un proceso curativo, de sanación o rehabilitación física, mental, emocional o espiritual.